domingo, 20 de enero de 2013

Reflexiones sobre el 5o Objetivo de las Metas del Milenio, SIGUE EN CONSTRUCCIÓN

En 2015 vencerá el plazo para alcanzar las metas del milenio, compromiso suscrito por 189 países del orbe, en 2000 en la sede de las Naciones Unidas de Nueva York dentro de la Cumbre del Milenio, cuyas conclusiones fueron en suma proponer 8 ambiciosos objetivos, conocidos como "Objetivos de Desarrollo del Milenio" a los que se dio un plazo de 15 años para ser cumplidos. El 5o Objetivo de Desarrollo es el Mejoramiento de la Salud Materna, representado puntualmente por la Reducción de la Mortalidad vigente en 1990 en 3/4 partes. Por consiguiente, si México tenía en 1990 una razón de mortalidad materna (RMM) de 89, el compromiso adquirido fue de reducirla a 22.3para el 2015, empresa titánica si consideramos que la RMM en 2012, publicada por el Gobierno Federal en Enero de 2013 fue de 49.9, cifra que supera en más del doble a la meta fijada cuando el tiempo para lograrla se ha reducido en 3/5 partes. Esta situación ciertamente decepcionante que ahora analizamos ha sido advertida por la propia organización de de las Naciones Unidas, sin embargo y en descargo de la responsabilidad de los países en desarrollo involucados, debe decirse que la magnitud del esfuerzo que implica alcanzar el 5º objetivo de la cumbre del milenio en estos países ha sido enorme, pero no suficiente.
Pese a todos esos esfuerzos la OMS reporta en 2010 la muerte en el mundo de casi 800,000 mujeres por causas prevenibles relacionadas con el embarazo y el parto, añadiendo que el 99% de la mortalidad materna corresponde a los países en desarrollo, obedeciendo el alto volumen de muertes maternas en determinadas partes del mundo a la inequidad en el acceso a los servicios de salud. Por tanto la razón de mortalidad materna se manifiesta como un magnífico indicador socioeconómico y cultural del país que lo genera y refleja con bastante precisión la magnitud de los problemas de salud de cada uno de ellos. La media de la RMM de los países desarrollo es de 16, mientras que la de los países en desarrollo es de 240, es decir 15 veces superior. Nuestro país con una RMM de 89 en 1990, la ha reducido a 49.9 en 2012, pero aún así supera por casi 5 veces (4.8) la media de los países desarrollados y más del doble a la meta del milenio de 22.3 muertes maternas x 100,000 nacidos vivos……..